Tannlege Alstad
Tannlege Alstad copyright 2011 l E-post:mea@tannlege-alstad.no,pja@tannlege-alstad.no

TRATAMIENTO CON IMPLANTES

La historia breve (resumen).


Enfermedades dentales han existido desde tiempos antiguos.

El dios babilonio EA fue en el año 5000 A.C señalado como el enemigo de la serpiente dental.

Fue Herodotus que describe el tratamiento dental como parte de la medicina en el año 500 A.C. Se refería seguramente a un grupo de especialistas en el antiguo reinado de Egipto que practicaban como médicos dentales desde el año 3000 A.C. hasta 525 D.C.

Hesi-Ra ca 2600 A.C. fue el primero en ser reconocido como médico dentista y más o menos 1900 A.C describe en el Codo de Hammurabi la primera extracción profesional.

Muchos piensan, que las prótesis fijas con implantes es algo nuevo, pero la historia de los implantes dentales es tan antigua como es fascinante.

Dientes de animales y dientes artificiales – hechos de marfil de elefantes y otros materiales, fueron modelados y colocados en mujeres de la clase alta que habían perdido sus dientes propios.

En el Egipto antiguo también se cuenta que la servidumbre sacrificaba sus dientes para que su patrona tenga su dentadura completa.

La pérdida de dientes era categorizada como un gran defecto, por lo cual raíces artificiales y de animales servían como implantes, que eran colocados en cadáveres antes que los fueran momificados, para asegurarse bienestar en la próxima vida.

Norman Cranin llegó a la conclusión que la primera documentación de implantes dentales se registra a la edad pre-colombina.

En 1931 encontró Popenoe calaveras en la playa de los muertos, en el valle del río Ulua en Honduras, con dientes hechos de una piedra oscura. Este hallazgo se describe en el año 600 A.C. y las radiografías indican formación de hueso, esto significa que los dientes funcionaron.

Los dolores durante estas operaciones seguramente eran reducidos con hojas de coca, que los Mayas masticaban y hongos alusinógenos que comían.

Saville comprobó con excavaciones en Ecuador que los Incas realizaban calzas dentales de oro y también practicaban implantaciones y reimplantaciones de dientes perdidos. Tanto en los Aztecas, los Grecos, los Etruscos y los Romanos hay evidencias de implantes dentales. Esto demuestra que en todas las culturas y en todos los tiempos ha existido interés por la salud dental/oral.


Tiempos nuevos:

Znamensky, Bonewell y R. E. Payne dieron reportajes de implantes dentales de materiales aloplásticos: oro, porcelana, iridium, gutapercha y caucho. En la conferencia de National Dental Association Meeting el año 1898 describe Payne la implantación de una cápsula de plata (“implantation of a silver capsule”).
Una cápsula que se integraba en el hueso mandibular por tres meses y donde una corona dental sería colocada después – i.e. sea la primera descripción del principio de óseo integración.

En 1914 comprobó E. J. Greenfield el tratamiento de implantación preciso y lo describió en la literatura científica.
El pensaba que los implantes dentales eran “the missing link” de la disciplina de odontología. También escribió “- si los médicos pueden usar metal en la encía ósea, ¿ por qué los dentistas no pueden hacer lo mismo?” Greenfield describió la importancia de las rutinas de esterilización y los procedimientos asépticos en las salas de tratamiento.

En 1937 Adams desarrolló y patentó un implante cilíndrico con la parte cervical pulida y la parte apical redondeada que fue instalado con técnica quirúrgica en el hueso maxilar, colocando un tornillito de tapa, y al final cubierto con la encía gingival por un tiempo de integración antes de que la corona sea colocada.

Vanable desarrolló el material vitallium el año 1937. Alvin y Moses Strock usaron este nuevo material para fabricar implantes dentales desde 1940. El sueco Gustav Dahl patentó el principio de implantes subperiósticos en 1943. Los doctores EEUU’s Gerskhoff y Goldberg visitaron al Dr. Dahl y publicaron el tratamiento de colocar un ramo de metal sobre la encía ósea, dentro de la encía gingivoperiostal.

Isiah Lew inventó la técnica de tomar impresiones directas al nivel del hueso, mientras Linkow, Weinberg y Bodine presentaron sus implantes subperiostales unilaterales. Más adelante, Mentag, Cranin y Weber construyeron modificaciones y cambios de detalles hasta los 1970’s.
Los últimos desarrollos de la técnica subperiostal es la documentación de Robert James usando el principio de CT-scanning para la fabricación del ramo en titanio con la superficie colocada con hydroxylapatito.

Los principios de implantología oral moderna, desarrollo y documentaciones se aceleraron a comienzos de los años 1980’s. Todos se concentraron en la forma cilíndrica (igual a la raíz dental natural) de implantes y con el tiempo exclusivamente en forma de tornillo. Los implantes de una secuencia, inventados por el Suizo Philip Ledermann fueron muy populares y, con un uso correcto en la parte mandibular región interforaminal dio un gran éxito.

Luego fueron remplazados por implantes de 2 pasos y el interés cambio focus y dirección, gracias a la documentación y distribución presentada por el Sueco Per Ingvar Braanemark – “el principio de la integración ósea” -,

Los centros internacionales de investigaciones científicas, los productores, sociedades multidisciplinarios y los odontólogos en general se concentraron en implantes hechos de material inerte (titanio puro) con superficie tratada y colocado en su sitio intra óseo por un tiempo de integración sin cargar.

Hoy vemos que esto se inclina hacia los materiales que reducen el tiempo de integración por superficies más “activas”. La impresión para la parte protética se tomaba por directo en la cita de cirugía y la supra construcción se colocaba dentro de 48 horas. Esto es muy interesante para los profesionales con experiencia de los tiempos del tornillo Ledermann con carga directa. Este implante tenía superficie rústica preparada con TPS- Titanium Plasma Sprayed = polvo de titano - y estaba fabricado por el instituto Straumann en Suiza.

Después que en “todo el mundo” por 20 años consecuentemente usaron el principio de óseo integración por 3 meses en la mandíbula y 6 meses en la maxila , estamos ahora regresando a donde comenzamos hace casi 30 años- que los implantes en muchos casos se pueden utilizar con la parte protética inmediatamente – immediate loading.
Nobel Guide –“dientes en una hora”, Facilitate, SimPlant etc.

La documentación de los últimos 10- 15 años demuestra que el tratamiento en dos etapas es un método seguro, también con más corto tiempo de integración que los “antiguos” 3-6 meses.
Esto gracias al tratamiento de la superficie de los implantes que los diferentes productores y distribuidores han investigado y producido.
La mayoría de implantólogos prefieren esperar el tiempo de integración y asegurarse de la estabilidad de los implantes antes construir la supra construcción.

Casi sin excepción los implantes dentales de hoy tienen superficie tratada para mejorar la calidad de integración y acortar el tiempo del proceso. Este tratamiento consiste en diferentes técnicas: spray de arena, baño de ácido y diferentes procesos químicos.